INDEMNIZADO POR EL SERVICIO MADRILEÑO DE SALUD CON 400.000 EUROS: DAÑOS A PACIENTE POR MAL CONTROL DE LA COAGULACIÓN Y RETRASO DIAGNÓSTICO

abril 22, 2019

Lex Abogacía, como despacho de referencia nacional en negligencias médicas, ha conseguido una nueva indemnización en defensa de los derechos e intereses de los pacientes. En este caso se trataba de un joven paciente con problemas de coagulación que, tras someterse a una punción lumbar, padeció daños neurológicos importantes que, afortunadamente, han mejorado mediante una larga rehabilitación. Nuestra reclamación inicial estableció tres sucesos contrarios a una buena praxis o práctica médica: 1º Se hizo una punción lumbar sin tener en cuenta la medicación que tomaba para sus problemas de coagulación. Como consecuencia de la mencionada prueba diagnóstica sufrió una hemorragia en la zona de la punción que dio síntomas. 2º Pese a la sintomatología neurológica evidente se tardaron tres días en hacer una resonancia, siendo este tiempo claramente excesivo y permitiendo la agravación del cuadro médico. 3º No había sido informado previamente de la prueba, riesgos, alternativas, etc, lo que implicó una vulneración de sus derechos como paciente (derecho a la información). Pese a la evolución parcialmente favorable de sus lesiones (podrá volver a andar, ser autónomo para las actividades básicas de la vida diaria), nuestro cliente padecerá secuelas de por vida, lo cual justifica una indemnización de 400.000 euros, habiéndose cerrado el caso antes de ir a juicio. Esta negligencia médica ha tenido amplia difusión en los medios de comunicación, estando nuestro Despacho especialmente comprometido con la política de visibilizar determinadas situaciones de víctimas de errores médicos para, entre otras funciones, se tome conciencia por la ciudadanía de que reclamar por una mala praxis si se tiene razón y un asesoramiento adecuados contribuye a hacer justicia y también se ayuda a mejorar la asistencia sanitaria para que no se repitan errores evitables. Copiamos algunos links con la noticia: https://www.lavanguardia.com/vida/20190420/461738782847/indemnizan-con-400000-euros-a-joven-por-dano-neurologico-causado-en-hospital.html https://www.ondacero.es/noticias/sociedad/indemnizan-400000-euros-joven-danos-neurologicos-causados-hospital-madrid_201904205cbaf4510cf2f8f105e8ede1.html https://www.elperiodico.com/es/sociedad/20190420/indemnizan-joven-neurologico-hospital-7416185

Read more

CONDENA DEL TRIBUNAL SUPERIOR DE JUSTICIA DE MURCIA: 60.000 € A UNA CLIENTE DE LEX ABOGACÍA POR NO CONTROLAR LOS SERVICIOS MÉDICOS EL CRECIMIENTO DE UN TUMOR

abril 12, 2019

La Sala de lo Contencioso-Administrativo del Tribunal Superior de Justicia de Murcia ha dictado recientemente una sentencia en un proceso iniciado por Lex Abogacía en defensa de los intereses de una paciente que sufrió secuelas por no vigilar los servicios sanitarios públicos de Murcia (SERMUSA) la evolución de una lesión que resultó ser un tumor. El Tribunal explica, asumiendo la tesis de nuestro despacho y la existencia de una negligencia médica: “Ahora bien, es lo cierto que, de haberse realizado sucesivos controles de imagen de la paciente, se hubiera podido comprobar el crecimiento del tumor, y, entonces, con todas las dificultades que la decisión de intervenir pudiera tener, se hubiera tenido más información para tomar la decisión oportuna. Lo cierto es que la actora fue intervenida porque ya no había otra opción, habida cuenta de las lesiones que el tumor le estaba causando, y que empezó a dar sintomatología en el año 2014. Si se hubiera conocido y vigilado con anterioridad es posible que todas o algunas de las secuelas no se hubieran producido. Y esa pérdida de oportunidad es precisamente lo que ha de indemnizarse. “ El problema jurídico que se planteó en este caso y que el Tribunal razonó es si influyó el paso del tiempo hasta la intervención. Así, podía no haberse realizado antes, pese a conocer la existencia del tumor, y, de haberse realizado las secuelas, podían haber sido iguales. Se trata de una cuestión sumamente compleja, pues el propio neurocirujano que intervino a la paciente indicó que se trata de un tumor excepcional, del que existe muy poca experiencia. En este pleito, además de los peritos médicos, compareció personal médico directamente implicado en los hechos, lo que supuso todo un reto profesional porque, a priori, ninguno de los médicos intervinientes asumió la existencia de una mala praxis médica. Afortunadamente, tanto las circunstancias expuestas como la entidad de las secuelas acreditadas, implicaron que se reconociera por el Tribunal una indemnización ajustada a Derecho, no siendo recurrida por ninguna de las partes.

Read more