LEX ABOGACÍA CONSIGUE UN ACUERDO INDEMNIZATORIO DE 60.000 € EN FAVOR DE UN TRABAJADOR QUE SUFRIÓ UN ACCIDENTE LABORAL POR UN ERROR DE DIAGNÓSTICO EN SU MUTUA.

diciembre 17, 2018

En noviembre de 2016 nuestro cliente, de profesión operario de la construcción, sufrió un corte en la mano derecha en su centro de trabajo y acudió a la Mutua de su empresa para ser tratado de su dolencia. El especialista que valoró al paciente entendió que no era necesario realizar pruebas diagnósticas que objetivasen el alcance de la lesión e indicó en el informe médico de asistencia que se observaba el “tendón integro sin limitación funcional”. Pasadas dos semanas, el paciente continuaba con importantes dolores y serias limitaciones funcionales y tras acudir a revisión en el centro de su mutua, el especialista que le atendió le dio el alta con juicio diagnóstico de “limitación para la flexión”, sin considerar oportuno nuevamente realizar prueba complementaria alguna, dando de alta al trabajador. Nuestro representado continuó trabajando durante cinco meses a pesar de las limitaciones en su mano derecha, hasta que en abril de 2017 acudió nuevamente de urgencias al hospital de su Mutua, en el meritado centro,  tras hacerle una ecografía de su mano y muñeca derecha se objetivó una “ruptura de tendones flexores de mano y muñeca” Debido al error de diagnóstico y la ausencia de tratamiento durante cinco meses, el paciente tuvo que ser intervenido en cuatro ocasiones y se le generaron unas lesiones de carácter permanente en su mano. Tras iniciar la oportuna reclamación desde Lex Abogacía, con la defensa de nuestros abogados especialistas y bajo el asesoramiento médico de nuestros peritos, logramos cerrar un acuerdo indemnizatorio extrajudicial de 60.000 € con la compañía aseguradora de la Mutua del trabajo de nuestro cliente.

Read more

INDEMNIZACIÓN A UNA CLIENTE DE LEX ABOGACÍA POR DAÑOS NEUROLÓGICOS CAUSADOS DURANTE UN TRATAMIENTO ODONTOLÓGICO

diciembre 5, 2018

De forma previa a la interposición de la demanda, LEX Abogacía trató de alcanzar un acuerdo extrajudicial con la compañía aseguradora de los odontólogos responsables, desestimando por ésta nuestra propuesta. Así las cosas, con el asesoramiento de un perito especialista, interpusimos una demanda frente a la mercantil y los odontólogos responsables. El procedimiento se sustanció ante el Juzgado de Primera Instancia nº 77 de Madrid y concluyó con una Sentencia en la que se estimaba parcialmente nuestra demanda, dando por acreditado que el tratamiento no fue correctamente programado y que la paciente había sufrido un daño moral al no ser informada de los riesgos a los que se exponía al someterse a las cirugías orales, conforme a los requisitos legal  y jurisprudencialmente establecidos. No obstante, el Juzgador no reconoció en esta primera instancia que la paciente sufriera una lesión neurológica, en particular hipersensibilidad, originada por unos implantes colocados sobre el canal de las ramas mandibulares izquierda y derecha de la paciente. En estas circunstancias, interpusimos recurso de apelación frente a la Sentencia de primera instancia, motivando que Su Señoría había incurrido en un error en la valoración de la prueba, dado que era pacífico para todos los peritos, incluso un testigo perito, que depusieron en sede judicial que la paciente padecía síntomas de afectación neurológica en ambos lados. Además, las imágenes radiológicas mostraban los implantes en mala colocación, de manera que era la causa de la sintomatología descrita. Finalmente, la Audiencia Provincial de Madrid,  concluyó que “De los anteriores informes periciales, más los aportados por la actora relativos al testigo-perito Sr. XXXXX, folio 233 de autos, y especialmente la ampliación del informe de los peritos de la demandada Srs. XXXXXX  y Sra. XXXXXXX, folio 274 de autos, se confirma finalmente la existencia de secuelas, consistentes en la afectación leve de la tercera rama de los nervios trigémino izquierdo y derecho, a los que se concede la razonable suma de 7 puntos, de acuerdo con el baremo indemnizatorio, más los 3 puntos por agravamiento depresivo, a partir de la enfermedad neurológica que tiene la apelante, lo que totaliza la suma de 10 puntos en concepto de secuelas funcionales, a la que se suman los 30 días no impeditivos fijados igualmente en el informe, por razón de las consultas externas que justificaba la situación clínica de la demandante”. Resoluciones judiciales como estas ponen de manifiesto que aunque las compañías aseguradoras no quieran alcanzar un acuerdo en determinados casos, no es contrario a que exista un mala praxis y así se demuestre en un proceso judicial.

Read more